Hasta hace unos años una exposición en un dispositivo móvil era algo imposible; la apenas existencia de estos aparatos impedía una difusión generalizada, ya que eran muy pocos los que utilizaban un teléfono móvil. La rápida expansión de los mismos aceleró su evolución hasta pantallas de colores, táctiles, con cada vez más funcionalidades a través de las aplicaciones, y una conexión constante con el mundo a través de internet. Lo que aquí se resume en varias líneas, en realidad es un cambio profundo en la forma en que nos comunicamos, conectamos con otros y consumimos información. En este constante flujo de imágenes, faltaba que las artes visuales comenzasen a reflexionar sobre este medio y su evolución.
Hace unos días descubrí que hay un sitio en España donde esto ya pasa: se trata de La Panera, Lleida, un centro de arte que ha querido llegar más allá y se ha convertido en el primero en crear una exposición en el móvil. 
 

Una aplicación móvil…y mucho más.
image1En 2012 La Panera crea una app que aporta al visitante más información durante la visita al centro: el usuario puede así conocer la historia del centro, cómo es el edificio que lo alberga, ver una galería de imágenes e incluso un vídeo de presentación. Sobre las exposiciones en marcha se incluyen textos concretos, fotografías de sala y más información sobre los artistas. En general es una aplicación que ayuda a preparar y completar la visita, ya que también nos facilita horarios, dirección, cómo llegar… De alguna manera se trata de una versión adaptada de la web a un dispositivo móvil; es útil, interesante y práctica de cara a visitar el centro, pero como tal, no aporta algo distinto a lo que podemos encontrar navegando en la página.
Queriendo llegar más allá, desde La Panera ampliaron el concepto de exposición con “Arte Móvil”, y comenzaron a pensar en piezas de artistas que se creasen directamente para este soporte. Los usuarios acceden a través de la aplicación e interactúan con las obras, que no pueden ser vistas de otra forma. Lo definen como “arte móvil para el móvil”, y buscan que el espectador descubra arte de una forma diferente.Por otro lado, se supera el debate sobre la conveniencia o no de ver arte a través de una pantalla; es evidente que una pintura o una escultura necesitan verse en el espacio físico, con una distancia determinada y pudiendo moverse para contemplarse en su totalidad. Aquí las piezas que vemos han sido creadas para este soporte y no es posible verlas de otra forma. La obra está hecha para que nos movamos con el pulgar a través de la aplicación.La Panera busca, desde 2012, que la colección que ya tiene el centro se amplíe con esta otra, una colección de arte digital que se ofrece al uso y disfrute de los usuarios.

poumobil1

Arte Móvil
La aplicación “Arte móvil”, creada a principios de 2012, actualmente cuenta con piezas de seis artistas: Eternal Laberinth, 2012, de Ignacio Uriarte; Glassgate, 2012, de Juan López; Worlds Inside, 2012, de Marina Núñez; 64, 2013, de Abigail Lazkoz; Observed (Mil2), 2013, de Jordi V. Pou; y Deslizando colores, 2014, de Miquel Mont.

Eternal Laberinth fue la primera obra que se ideó para ver exclusivamente a través de un iPhone. Fue dentro de la exposición “Works” en 2011. Una línea negra infinita traza un recorrido geométrico por la pantalla creando un espacio sin salida. Ignacio Uriarte invita al espectador a interactuar con la pieza, de manera que podamos perdernos en este laberinto sin fin.

EthernalLaberinth_IgnacioUriarte_02

-En 2012 Juan López plantea Glassgate partiendo de la instalación física “A la derriba” en las salas de La Panera. La pieza descubre, con cada toque sobre la pantalla, una fotografía elegida por espectador que se muestra a través de las roturas que se generan en la pantalla, siguiendo el estilo de López en sus instalaciones, en las que pareciera abrir el muro del museo para mostrar lo que hay detrás.

Glassgate_JuanLopez_06


Worlds inside de Marina Núñez descompone una fotografía en miles de partículas y al revés, las múltiples partículas se reconstruyen de nuevo y crean la imagen original otra vez. Una pieza realmente interesante con la que jugar, que hace de nuestras fotografías granos que se mueven como estrellas.

WorldsInside_MarinaNuñez_04

64 de Abigail Lazkoz se crea en 2013 y recupera, a través del móvil, los valores del dibujo, que se traza con nuestro dedo según se desliza por la pantalla.

64_AbigailLazkoz_02

Jordi V. Pou presenta, dentro del proyecto Observed(o), la pieza móvil Observed (Mil2), en la que miles de ojos nos observan, aunque nosotros somos también observadores; el auge de los dispositivos móviles y el compartir nuestra vida en las redes es uno de los temas que investiga Pou, que crea aquí un espacio de vigilancia constante, con ojos desconocidos que nos miran, y a los que nosotros miramos también.

Oberved(Mil2)_JordiVPou_05

-La última pieza ha sido creada por Miquel Mont con el título Deslizando colores, y esto es justo lo que es: un sucesión infinita de colores que se suceden pasando el dedo por la pantalla.

LliscantColors_MiquelMont_04

La próxima en incorporarse a la exposición móvil es Abecedario de la revolución, de Cabello/Carceller; en ella se rastrea gráficamente un conjunto de símbolos, lemas y movimientos revolucionarios procedentes de distintas geografías y épocas, a través de las letras del abecedario.

¿Una pieza más?

Sin duda lo novedoso de la colección de “Arte móvil” de la Panera es que desde el centro quieren involucrar a los artistas en el desarrollo de la pieza, independientemente de que su trabajo se centre o no en las nuevas tecnologías.

Entre el equipo técnico de la aplicación, USE IT, y los propios artistas, se buscan soluciones y nuevas posibilidades a aquello que los creadores busquen en su pieza. Cada nuevo planteamiento es un reto, ya que no existe otro centro que trabaje con una exposición móvil; desde la Panera lo tienen claro “no podemos limitarnos a colgar una foto o un vídeo, sino que debemos emplear el medio en toda su extensión”.

Un éxito en todos los sentidos, que al menos a mí me ha pillado probando las piezas ya disponibles, y de paso conociendo un poco mejor el centro desde el móvil. De momento, la app supera ya las 1174 descargas.