gema
Vista de la exposición Bidean en Gema Llamazares
El pasado sábado la geografía asturiana se llenaba de arte, y más concretamente de arte realizado por mujeres artistas. Si bien esta cita era común en todo el territorio español a propósito del Festival Miradas de Mujeres, evento creado por MAV, la asociación que representa a las mujeres en las artes visuales, en Asturias además reunía a casi todos los espacios, galerías, asociaciones y centros dedicados al arte en la provincia.  
En LABoral se presentaba la apertura de este Festival en la región con varias propuestas: una performance y la proyección de una pieza de videoarte.
Natalia García, directora del Festival en Asturias, junto a Lucía García, directora gerente de LABoral, daban el pistoletazo de salida a un mes cargado de arte y mujeres, que justamente ya esa tarde se abría con la inauguración de “Bidean”, la individual de Miren Pastor en la galería Gema Llamazares.
Sin duda LABoral era el lugar más adecuado para presentar el Festival. Un centro de arte con una arquitectura única y un entorno envidiable, y con el arte contemporáneo como bandera.
La performance Adamantina, que reunía un danza, creación sonora y artes plásticas, era una creación coral a cargo de Proyecto Piloto: Rebeca Martin, Mariate García, Patricia Vázquez y Carmen Vázquez a modo de espectáculo sobre la labor de la mujer y la costura, una relación ambigua que en muchas ocasiones ha servido como espacio de libertad y en muchas otras, y aún en la actualidad puede ser un sistema esclavista por parte de grandes empresas, que perpetúan la feminización de la pobreza. El espectáculo se completaba con la ambientación sonora de Mind Revolution, pareja artística que trabaja este soporte con una calidad realmente buena, siempre adecuada.
mind
Vista de la performance de Proyecto Piloto y Mind Revolution
Tras esto se proyectó Paso de Gigantes de Cristina Ferrández (Alicante, 1974), un video bicanal con material recopilado durante dos años de trabajo de campo en distintos espacios de la geografía asturiana; se alternaba también la imagen de una figura alada, una alusión al ángel de la Historia de Benjamin. La idea principal de esta pieza es la decadencia del paisaje natural asturiano, invadido por grandes infraestructuras que se han construido sin tener en cuenta el entorno inmediato, destruyéndolo en muchas ocasiones. La ruina, también un tema presente aquí, se muestra a través de estas grandes construcciones que se han dejado a medio hacer a falta de financiación, y que han convertido, de manera fugaz, en ruinas obras que eran totalmente nuevas.
Resulta interesante esta relación con el paisaje que propone Ferrández. La tierra donde uno nace suele ser aquella que siente como suya, y cuando esta se deteriora se siente como propia esa destrucción. Más en el caso de Cristina, tan interesada en la idea de paisaje y su relación con el Ser Humano, que trabaja aquí con la tierra asturiana.
Esas infraestructuras que son ruinas antes de ser obras útiles se han convertido en hitos de un paisaje verde, cargado de vida natural, y que han visto cómo todo el entorno cambiada a causa de estas construcciones.

laboral2
Vista de la proyección Paso de Gigantes
 
La obra de Cristina parece alejarse del arte feminista, o al menos de aquellas propuestas de algunas mujeres artistas que buscaban reivindicar su deber de ser tratadas por igual frente al hombre artista. Este caso nos sirve como ejemplo para entender que el Festival Miradas de Mujeres no busca mostrar sólo arte feminista, sino todo arte creado por mujeres, reivindicando, en el mes de marzo, la importancia de estas artistas y sus obras, celebrando el mes de la mujer y dando un toque de atención al panorama artístico actual.
En otras sedes en toda España el Festival está teniendo una gran acogida. Una de las publicaciones que más ha trabajado por mostrar todo lo que ocurre en las provincias es la revista digital “M-arte y cultura visual”, que ha recopilado en su agenda cada una de las actividades del festival.
Al final, podemos dibujar un mapa de España cargado de rosa, de arte hecho por mujeres y ser conscientes de la calidad de sus obras.
 logo_festival
Si bien el resto del año la desigualdad es evidente, tanto en número de exposiciones como en premios o adquisiciones por parte de museos, en marzo precisamente esta tendencia trata de evitarse y de sacarse a la luz, para hacernos conscientes de la necesidad de seguir trabajando.
En el caso asturiano, además, contamos con la suerte de que ha participado casi toda la región. La consejera de cultura, Ana González Rodríguez, acudió incluso a la presentación del Festival en ARCO el pasado Febrero. Esto demuestra que nuestro panorama artístico, pese al temporal complicado que estamos pasando, está comprometido con la igualdad y con la defensa de la cultura.
Aprovechemos pues todo lo que marzo nos propone para disfrutar de excelentes propuestas artísticas y reivindicar el papel de la mujer artista, no sólo en Asturias sino en toda España.
¿Qué actividades del Festival se están celebrando en tu ciudad? ¿A cuáles has acudido o tienes pensado ir?

Lee esta entrada en #LABlog, el blog de bloggers de LABoral.