ARGI festibala y la Fundación Arantzazu Gaur presentan la convocatoria ARGI ARANTZAZU con el objetivo de seleccionar un trabajo fotográfico que se expondrá de manera individual en el Espacio Gandiaga de Arantzazu, del 28 de abril al 28 de mayo, durante ARGI festibala 2017.

ARGI festibala es un festival de fotografía de carácter bienal organizado por Ilunpetan Argazki Taldea que se celebra en Oñati, Gipuzkoa. El festival tiene como objetivo divulgar la fotografía contemporánea y en esta tercera edición ofrecerá un amplio programa de actividades entre las que destaca esta primera convocatoria ARGI ARANTZAZU.

CONTEXTO

El Espacio Gandiaga, ubicado a los pies del macizo montañoso de Aitzkorri Aratz y en el corazón del País Vasco, se sitúa junto a una de las obras cumbre del arte vasco de vanguardia del siglo XX, la basílica de Arantzazu.

Rodeada de montañas, barrancos y cuevas, Arantzazu fue concebido por artistas de la talla de Jorge Oteiza, Eduardo Chillida o Francisco Javier Sáenz de Oiza, quienes desarrollaron un conjunto arquitectónico y escultórico revolucionario en la concepción del arte religioso, haciendo del arte sagrado un lugar abierto y un espacio de acogida plural.

Arantzazu se ha constituido en una referencia donde naturaleza, cultura y espiritualidad convergen, siendo fuente de creación artística y de pensamiento a lo largo de su historia y hasta día de hoy.

TEMA

Naturaleza y espiritualidad.

PREMIO

El premio consiste en una exposición individual en el Espacio Gandiaga de Arantzazu del 28 de abril al 28 de mayo dentro del programa oficial ARGI festibala. La organización se hará cargo de la producción de la exposición, así como de su difusión en medios de comunicación y redes sociales.

El autor, autora o colectivo seleccionado será invitado al montaje e inauguración de la exposición, incluyendo viaje y alojamiento en Arantzazu.

Durante los días de montaje e inauguración, el autor, autora o colectivo premiado se alojará en la casa Goiko Benta, lugar de residencia del artista Jorge Oteiza durante la construcción de la basílica. Este caserío albergó el núcleo social de la vanguardia cultural vasca, dándose cita personalidades del mundo de la literatura, música y demás disciplinas artísticas.

Lee más aquí