El proyecto de Addaya Centre d’art Contemporani podría resumirse en un intensa actividad por promocionar y difundir el arte contemporáneo. Pero cualquier definición siempre es insuficiente, así que no podríamos obviar tampoco que este centro, situado en Alaró (Mallorca) ha desarrollado desde sus inicios, en 2004, una programación que incluye exposiciones, residencias, presentaciones, open studios, actuaciones o performances, para hacer de esta “aldea” (verdadero significado de addaya) todo un epicentro de la actividad artística. Nos lo cuenta en primera persona Tomeu Simonet (director del proyecto junto a Nadège You).
Por sus espacios han pasado artistas como Avelino Sala, Paula Rubio Infante, Félix Fernández, Sergio Belinchón, Santiago Ydáñez, Andrés Senra, Gabriela Bettini… Es difícil resumir la larga lista de artistas que han hecho de Addaya su espacio de creación durante las residencias y posterior exposición.

Acaba de presentarse ahora su último proyecto, Materia oscura, de Sofía López Mañán (Buenos Aires, 1982), un trabajo muy cercano a los habitantes de Alaró. La artista ha ido construyendo todo un entramado relacional gracias a fotografías antiguas y colodiones del estudio fotográfico de Can Fermín de Alaró. Partiendo del estudio de Fermín, retratista del pueblo, la artista ha ido reconstruyendo el pasado de distintas personas de las imágenes. Las vidas de unos y otros fueron tomando forma gracias a la participación de muchas personas que proporcionaban cartas, postales o fotografías de su infancia a la artista, así como una red de contactos en la que una persona derivaba a otra y esta a una nueva.
El pasado y el presente de Alaró toma forma en esta materia oscura desde los habitantes más veteranos a los recién llegados, en un ejercicio de archivo desde hoy y hacia ayer, del presente al pasado. Una arqueología que redescubre lo olvidado para darle un nuevo sentido presente y futuro.

Este proyecto ha abierto muchas puertas y muchas experiencias distintas, sobre todo para quienes compartían con ella sus recuerdos, no siempre buenos ni amables.
La exposición final que ahora vemos en Addaya está formado por todo este archivo, así como por uno de los fondos de Can Fermín (que por primera vez sale del centro). Lo interesante no acabar aquí tampoco, y es que las obras expuestas no son piezas definitivas, sino que cada una de las fotografías será regalada a los participantes. Un proyecto redondo en el que Sofía López ha trabajado como artista y casi como antropóloga, haciendo protagonistas a los propios habitantes de Alaró.
La exposición está abierta ya y se prolonga hasta finales de este año, así que si se tiene previsto viajar próximamente a las Islas Baleares, la visita a Addaya resulta imprescindible.

Materia-oscura-addaya2 Materia-oscura-addaya4